La marca británica de accesorios Olivia Burton fue fundada por las mejores amigas y veteranas compradoras de moda Lesa Bennett y Jemma Fennings. Se conocieron el primer día de clase en el London College of Fashion, donde les unió el amor al diseño, la pasión por iniciar su propio negocio y una búsqueda por encontrar un reloj que realmente quisieran llevar.

Después de la graduación, ambas tuvieron una exitosa carrera comprando moda para ASOS, Topshop y Selfridges. Amantes de lo vintage, la pareja se adentraba en los mercadillos de antigüedades para encontrar relojes únicos; pero a menudo se encontraban con que los engranajes dejaban de funcionar. Decidieron crear su propia marca de relojes después de detectar un nicho de mercado para piezas con estilo y a un precio asequible. Tomando como inspiración los hallazgos vintage de los mercadillos y las últimas tendencias de las pasarelas, el dúo comenzó a diseñar su colección debut en la mesa de su cocina. Olivia Burton se lanzó en 2012, ofreciendo relojes femeninos de última moda a precios competitivos, manteniendo un atractivo de lujo. En 2016, la marca presentó su primera colección de joyas.

Los diseños cobran vida en el bonito estudio de la marca en el East London, donde Jemma y Lesa trabajan estrechamente con su pequeño equipo para asegurarse de que cada pieza es ajustada a la perfección. Las colecciones se caracterizan por intrincadas ilustraciones a mano, hermosas referencias a la naturaleza y paletas de colores únicos.

La marca lleva el nombre de la tía abuela de Lesa, que fue una fuente constante de apoyo para las jóvenes empresarias y cuyo espíritu vital y sentido único de estilo siempre han sido una gran inspiración para la pareja de creadoras. Olivia Burton crea estilos deseados, coleccionables y con el encanto de la firma. Las nuevas colecciones se lanzan cada dos meses, ofreciendo a los clientes la oportunidad de actualizar regularmente sus relojes y joyas con diseños que se adaptan a cada temporada, outfit y estado de ánimo.

Olivia Burton