PAUL HEWITT ofrece relojes, joyas y accesorios, icónicos que tienen sus raíces, o, mejor dicho, su ancla, en el mundo marítimo del norte de Alemania. Creados para quienes le dan valor a la tradición y al origen mientras recorren el mundo. Es decir, ¡creados para alguien como tú!

Paul Hewitt transmite su sensación de vivir en el norte de Alemania: la brisa marina que sopla en nuestro rostro, el murmullo de las olas, el graznido de las gaviotas, el mar que nos refresca en verano, las playas que nos invitan a dar largos paseos durante el invierno. Este es nuestro mundo. Este nuestro hogar, aquí es donde echamos el ancla. Es por esto que el ancla es el símbolo de PAUL HEWITT.

Su mundo: Tu estilo

En los relojes, pulseras y accesorios de PAUL HEWITT encontrarás su icónica ancla. Pásate a la sensación marítima, a la tradición y a la claridad en tu vida. Los relojes de PAUL HEWITT combinan contigo, pues tú los conformas de modo que se adapten a ti y a tu estilo. Paul Hewitt crea relojes atendiendo a tus gustos.

Relojes diseñados de forma individual

Junto a la esfera, la correa del reloj te ofrece especialmente la posibilidad de destacar tu propio estilo. Las correas de perlón aportan al reloj la elegante tradición marítima combinada con un juvenil carácter deportivo. ¿Te gusta el cuero? Entonces selecciona para la correa de tu reloj PAUL HEWITT una de las correas de cuero fabricadas en Alemania. Duraderas, naturales y disponibles en muchas finas tonalidades.

PAUL HEWITT: ¿Un nombre típico en el norte de Alemania?

¿Te estarás preguntando por qué, como empresa del norte de Alemania, tienen un nombre tan británico? La culpa de esto, naturalmente, la tiene el amor. A principios del siglo XX, el maestro sastre PAUL EDWARD HEWITT, originario de los alrededores de Londres, emigró a Oldemburgo, en el norte de Alemania, por amor hacia una joven dama de la región prusiana de Frisia. Aquí prosiguió rápidamente con su anterior pasión profesional y, en su nuevo hogar, encontró la perfecta simbiosis entre la elegancia británica y la concepción de la calidad del norte de Alemania, estableciendo un distinguido negocio para ropa de caballero y accesorios clásicos. 100 años después, mientras buscaba un nombre adecuado para su propia empresa, su tataranieto descubrió en la historia de la familia esta inspiradora historia. Es por ello que dio a su marca de relojes, joyas y accesorios el nombre de PAUL HEWITT, siempre decidido a seguir la tradición de su ancestro y desarrollar productos de calidad únicos con la identidad del norte de Alemania.